CURACIÓN BIDIRECCIONAL CUANDO ESTAMOS CERCA DE LOS CABALLOS

Estudios recientes realizados por el “Institute of Heart-Math” proporcionan una pista para explicar la” curación “bidireccional que ocurre cuando estamos cerca de los caballos. Según los investigadores, el corazón tiene un campo electromagnético más grande que el cerebro: un magnetómetro puede medir el campo de energía del corazón que irradia desde 2.4 metros hasta 3 metros alrededor del cuerpo humano. Si bien esto es ciertamente significativo, quizás sea más impresionante que el campo electromagnético proyectado por el corazón de un caballo sea cinco veces más grande que el de un ser humano (imagina una esfera en forma de campo electromagnético alrededor del caballo) y este pueda influir directamente en nuestro propio ritmo cardíaco.

También es probable que los caballos tengan lo que la ciencia ha identificado como un ritmo cardíaco “coherente” (patrón de frecuencia cardíaca) que explica por qué podemos “sentirnos mejor” cuando estamos cerca de ellos. Los estudios han encontrado que un patrón cardíaco coherente o HRV (siglas en inglés) es una medida sólida de bienestar y consistente con estados emocionales de calma y alegría, es decir, exhibimos tales patrones cuando sentimos emociones positivas.

Un patrón cardíaco coherente es indicativo de un sistema que puede recuperarse y adaptarse a situaciones estresantes de manera muy eficiente. Muchas veces, solo necesitamos estar en presencia de caballos para sentir una sensación de bienestar y paz. De hecho, la investigación muestra que las personas experimentan muchos beneficios fisiológicos al interactuar con los caballos, incluida la disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, mayores niveles de beta-endorfinas (neurotransmisores que actúan como supresores del dolor), disminución de los niveles de estrés, disminución de los sentimientos de ira, hostilidad, tensión y ansiedad, mejor funcionamiento social; y mayores sentimientos de empoderamiento, confianza, paciencia y autoeficacia “.

Foto, credit by Melania_Art

Author: Alejandra Navas

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *